Categorías
Test

Test de impulsos sexuales para hombres

Categorías
Test

Test de impulsos sexuales para mujeres

Categorías
Análisis-Estudios-Estadísticas

Cuando el sexo supone un suplicio

Una de cada diez mujeres sufre dolor en sus relaciones sexuales

Los ejercicios de suelo pélvico, la mejor terapia para el dolor vaginal
Los ejercicios de suelo pélvico, la mejor terapia para el dolor vaginal GETTY IMAGES

En el vaginismo se produce un espasmo que evita incluso la penetración. En la dispaurenia es la musculatura vaginal y cómo responde al pene lo que causa la dolencia. Casi el 10% de las mujeres sufre dolores durante el coito.

Maite no ha tenido buen sexo prácticamente nunca. Lo suyo no es una cuestión moral o religiosa, es algo tan sencillo como que ve las estrellas cada vez que lo intenta. Al principio pensó que sería un tema de lubricación, así que recurrió a aceites y geles para acompañar sus coitos. Conseguía así que el pene entrara sin problema, pero era llegar dentro y, literalmente, morirse del dolor. Da igual cómo estuviera y dónde se pusiera. Tenerlo dentro implicaba dolor. Primero, cambiaban de postura: de la del misionero a la del perrito, de esa a ponerse de lado. Venga lubricantes de todos los sabores y colores. Daba igual. Dolía. Mucho. A Maite le diagnosticaron dispaurenia después de un par de consultas, pero hasta que no ha hecho gimnasia vaginal no ha dejado de sufrir con sus relaciones sexuales. Con lo que todo eso conlleva.

El machaque no fue solo físico. La sensación de dolor era tan real como para dejar de intentarlo. Al final sus relaciones jamás eran tan buenas como le apetecía. Aprendió todo lo que le hizo falta en sexo no coital y se siente a la perfección con su actual pareja, pero, como a todas, a veces le apetece que el sexo sea de lo más convencional: «Nos inventamos de todo. Nos hicimos expertos en sexo tántrico para alcanzar el orgasmo sin penetración. Pusimos especial énfasis en el sexo oral. Nos deleitamos con masajes y cuidados de todo tipo, pero (suelta una carcajada antes de seguir hablando por teléfono) yo echaba de menos que me la metieran. «Hasta que Maite no tuvo esta pareja que ha entendido que hay un problema, su vida está plagada de hombres que la tachaban de «frígida» o que no entendían que no pudiera tener penetración de ninguna de las maneras.

La musculatura vaginal es la responsable de que una de cada diez mujeres sienta dolor al tener relaciones sexuales con coito. «El dolor en la vagina sucede por un mal funcionamiento muscular, ya sea por debilidad o por hipertono». «Se puede contraer mucho la vagina y no tener tonificado el músculo o se puede apretar más o menos y tener la musculatura hipertonificada. En ambos casos producirá dolor. Por eso es importante saber exactamente cómo es la dolencia para ejercitar los músculos que sean apropiados». La musculatura de la vagina va por libre. El trabajo es conjunto entre la terapeuta, que deberá calibrar la gravedad de la situación y elegir los ejercicios apropiados para tonificar adecuadamente la vagina, y la paciente. «El trabajo de la paciente será semanal. Tendrá que hacer los ejercicios apropiados que se le vayan marcando. Y el de la terapeuta, igual, porque los ejercicios se van adecuando conforme se progresa.»

La musculatura de la vagina va por libre

El vaginismo es diferente. En la dispaurenia, el pene llega a entrar y a incomodar a la mujer; en el vaginismo, la propia vagina de la mujer reacciona ante la presencia del pene y se bloquea. Realmente impide que pueda entrar siquiera. Pero el espasmo no se produce solo por una cuestión física, sino que es un compendio de factores que, sumados, provocan esta reacción. El bloqueo es también emocional. La mujer no quiere tener esa relación sexual aunque ni ella misma sea consciente de ese rechazo. Y su cuerpo actúa. Por eso el trabajo debe hacerse desde ambos frentes: psicológico y fisiosexológico. Explora cómo hacer frente al vaginismo, una disfunción que afecta al 12% de las mujeres en edad fértil. Desde Anvag recoge los testimonios de mujeres de todo el mundo que han superado el vaginismo con el tratamiento adecuado. Este es de los más completos: ejercicios de suelo pélvico, trabajo con juguetes sexuales y acompañamiento psicológico. En menos del 24% de los casos es una causa física la responsable del dolor.

El sexo puede y debe provocar todo tipo de sensaciones, salvo dolor. En ninguna de sus posibilidades. Y, cuando aparece, hay que erradicarlo como sea.

Categorías
Notícias

Tenir sexe cada setmana retarda l’arribada de la menopausa

La hipòtesi de les investigadores és que si el cos no veu possibilitats d’embaràs, no gasta energia en l’ovulació
Xavier Duran  Actualitzat 
TEMA:
SALUT
La freqüència de les relacions sexuals pot afectar la menopausa (Pixabay/StockSnap)

Les dones que practiquen sexe setmanalment arriben a la menopausa més tard que les que tenen sexe menys d’una vegada al mes. Així ho conclou un estudi publicat a la revista «Royal Society Open Science».

Les investigadores, Megan Arnot i Ruth Mace, del departament d’Antropologia de l’University College de Londres, varen utilitzar dades de 2.936 dones incloses a l’estudi SWAN sobre la salut de les dones als Estats Units, que conté les dades més àmplies i representatives sobre la transició a la menopausa.

Les dones varen respondre a qüestionaris per conèixer, entre altres coses, si havien tingut sexe els sis darrers mesos, amb quina freqüència i si es tractava de coit, sexe oral, tocaments o carícies. La resposta més freqüent, per al 64% de les dones, era tenir activitat sexual setmanalment.

Quan es va iniciar l’estudi, cap de les dones estava en la menopausa, si bé un 46% començaven a presentar-ne alguns símptomes, com ara canvis en el cicle menstrual. Després d’uns seguiment de 10 anys, el 45% de les dones havien entrat en la menopausa a una edat mitjana de 52 anys.
Sexe setmanal o mensual endarrereixen la menopausa

L’anàlisi de les dades va mostrar que les dones que practicaven sexe setmanalment tenien un 28% menys de probabilitats d’arribar a la menopausa que les dones de la mateixa edat que tenien sexe mensualment. I aquestes tenien un 19% menys de probabilitats d’arribar a la menopausa a qualsevol edat que les dones que tenien sexe menys d’una vegada al mes.

Les investigadores van tenir en compte diverses característiques que podien influir en els resultats, com nivells d’estrògens, educació, índex de massa corporal, grup ètnic, tabaquisme, edat i edat de la primera menstruació.
Si bé les causes no s’han esbrinat, la hipòtesi de les autores és que si les dones no tenen sexe i, per tant, no tenen possibilitat d’embaràs, el cos no gasta energies en l’ovulació. Això tindria el suport de l’anomenada hipòtesi de l’àvia, segons la qual la menopausa permet que les dones, a  certa edat, es dediquin a tenir cura dels seus nets, sense possibilitat de tenir elles mateixes més fills. Per això, consideraven igual totes les pràctiques sexuals, perquè, segons afirmen, totes poden indicar a l’organisme que hi ha possibilitats d’embaràs.
Viure amb un home no afecta

L’estudi també ha servit per esbrinar, per primer cop, si viure amb un home influeix en l’edat en què comença la menopausa. Les autores no han trobat cap diferència entre els que vivien acompanyades d’un home i els que no.

Com a conclusió, les investigadores assenyalen que el seu treball simplement ofereix una possible explicació sobre l’arribada de la menopausa a una edat o una altra. Així ho explica Ruth Mace:

«La menopausa es, naturalment, inevitable per a les dones i no hi ha intervencions que puguin prevenir l’aturada reproductiva. Tot i així, aquests resultats són una indicació inicial que el moment de la menopausa pot ser una resposta adaptativa a la impossibilitat de quedar prenyada».

L’edat mitjana de els dones eren 45 anys. El 48% eren caucàsiques no hispanes i la majoria tenien educació superior. De mitjana, tenien dos fills, un 78% estaven casades o tenien relacions i un 68% vivien amb la seva parella.

Categorías
Consejos

ACTIVIDAD SEXUAL Y DOLOR DE ESPALDA

Como hacer el amor -con cuidado- y sin dolor lumbar

¿Como saber si tu dolor es discal o facetario?

Hacia adelante. Estás provocando una flexión de tronco.
Si te duele, dolor discal.
Hacia atrás. Estás provocando una extensión de tronco.
Si te duele, dolor facetario.

Dolor lumbar discal

El dolor discal es típico de enfermos con “desgaste” discal.
Es más frecuente que el dolor facetario.
También es típico en pacientes que padecen  una hernia discal en fase aguda; el dolor característico de un ataque de ciática.


Dolor lumbar facetario

Quien tiene este tipo de dolor, es el que te cuenta, que en la cama no está bien, y que si un día intenta dormir por encima de sus posibilidades, su espalda se queja y debe levantarse de la cama.

El dolor facetario es el que padecen los enfermos que se benefician de la rizolisis. (sobre las Infiltraciones) .

Si  has leído  el informe de tu Resonancia lumbar y aparece componente facetario.


Normas de “uso”

  • “Calentar” no puede ser malo para ningún “deporte”. Los masajes como preliminares o los baños con agua templada obran maravillas “antes de”.
  • La tolerancia, la comunicación y el respeto mutuo debe ser máximo. Aún con dolor lumbar es posible tener relaciones sexuales satisfactorias. Y el placer proporcionado por un buen orgasmo, la liberación de endorfinas -hormonas que provocan bienestar- ayudaran a mitigar nuestro lumbago.
  • Te recomendaría que llegaras a un acuerdo con tu pareja y que al principio se practicara solo una postura sexual por acto. Así sería más fácil identificar las posturas que provocan dolor y las que no.
  • Recuerda que muchas veces el dolor aparece horas después de haber estado “practicando”…
  • Imaginación al poder con el mobiliario.
    Una dura mesa de cocina puede ser el testigo mudo de un tórrido encuentro. Como Jack Nicholson y Jessica Lange en el Cartero siempre llama dos veces.Y una silla alta -que mantenga la cadera a 90 grados- será un gran aliado para pacientes afectados de artrosis de cadera o operados de prótesis de cadera. (Comprobad la robustez de la silla… no vayamos a acabar en urgencias de trauma… Ehem ehem)
Categorías
Videos

Sexualitat i Maternitat

XERRADA: Sexualitat i Maternitat

Conferència sobre Sexualiotat i maternitat. Xavier Conesa. Psicologia, Parella i Sexualitat.28 dic.2019
Categorías
Análisis-Estudios-Estadísticas

NO estamos biológicamente predispuestos hacia la monogamia y que si la practicamos es porque somos pobres

«Hay dos cosas muy importantes en la vida: una es el sexo y de la otra no me acuerdo». ¿Realmente el sexo es tan fundamental?

El sexo es importantísimo, muchísimo más importante de lo que piensa la mayoría de las personas, de las instituciones y la sociedad en general. El sexo determina en gran medida nuestra calidad de vida, en el sexo tienen su origen muchos comportamientos. Y sin embargo, el sexo está ninguneado.



¿Quiere decir que la monogamia guarda relación con la economía?

Exactamente. Nosotros somos monógamos porque somos pobres. Solo hay que observar nuestra sociedad para entenderlo: los ricos no son monógamos, como mucho son monógamos secuenciales (es decir, a lo largo de su vida tienen consecutivamente varias parejas, una detrás de otra).

Los que no somos ricos no podemos ser monógamos secuenciales porque separarse y divorciarse conlleva un enorme daño económico. Y la poligamia (tener varios compañeros sexuales a la vez) también es muy caro, ni usted ni yo nos la podemos permitir.

Categorías
Análisis-Estudios-Estadísticas

5 motivos que causan la falta de deseo sexual

La falta de deseo sexual es un grave problema dentro de las relaciones de pareja que puede tener diferentes causas. Saber identificarlas y ponerles solución es importante para que la relación no se vea perjudicada. Algunas personas asocian esto a que a la pareja ya no le gustan o que hay otra persona. No obstante, existen razones que pueden provocar lo que se conoce, en términos médicos, como deseo sexual inhibido.

1. El estrés disminuye el deseo sexual

El estrés en España no deja de aumentar. En los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE)hasta un 59% de los trabajadores sufre estrés derivado del trabajo. Sin embargo, a este hay que sumarle las responsabilidades familiares y problemas que pueden incrementarlo.

Todos estos factores a los que se les suma la falta de tiempo que dedicarle a la pareja, hacen que el estrés se dispare y que el deseo sexual disminuya.

Además, en muchas ocasiones, las relaciones sexuales no son satisfactorias porque no se es capaz de desconectar de aquello que está provocando el estrés, lo que ocasiona que estas se espacien, cada vez más, en el tiempo.

2. La aparición de disfunciones sexuales

Las disfunciones sexuales pueden ser una consecuencia del estrés (aunque no siempre es así). En los hombres, entre los 40 y los 70 años, puede surgir la disfunción eréctil. Un problema que causa inseguridad, falta de autoestima y que deriva en un bajo deseo sexual.

En el caso de las mujeres, el vaginismo o la sintomatología de la menopausia (sequedad vaginal y la bajada brusca de hormonas) pueden hacer que el deseo sexual disminuya.

3. Los tratamientos para el cáncer afectan al deseo

Cuando se diagnostica cáncer tanto a un hombre como a una mujer, es normal que su deseo sexual disminuya. Los tratamientos suelen ser muy duros y provocan una serie de efectos secundarios desagradables, como náuseas, dolor, fatiga y una gran preocupación, como indica la Asociación Americana contra el Cáncer.

Todo esto afecta al deseo sexual, ya que sumado a todos estos efectos secundarios se encuentra el desequilibrio hormonal que provoca ese deseo inhibido. Además, no podemos obviar la baja autoestima que puede causar la caída del cabello o el malestar con el propio cuerpo.

4. No estar a gusto con el cuerpo (baja autoestima)

La baja autoestima es un problema creciente en nuestra sociedad debido a los cánones de belleza imposibles y las comparaciones. Esto puede agravarse si existe una disfunción sexual o se sufre alguna enfermedad como el cáncer que repercute en la apariencia física.

Por esta razón, no aceptar el propio cuerpo hace que surja la vergüenza y que esto impida mantener relaciones sexuales satisfactorias. Asimismo, uno puede llegar a no creerse merecedor del afecto de los demás ni de que lo miren con deseo. Todo esto deriva en un deseo sexual inhibido.

5. Falta de comunicación

La falta de comunicación entre la pareja puede ser otra de las causas de un bajo deseo sexual. Tal vez relacionado con las inseguridades con el propio cuerpo o con la falta del tiempo derivada del estrés. Tanto en un caso como en el otro, no comunicar de manera clara los gustos y deseos puede generar una gran frustración que afecte a las relaciones sexuales.

En el aspecto sexual, así como en otros, no es adecuado esperar a que la otra persona adivine lo que nos gusta o lo que no. Comunicarlo abiertamente nos permitirá disfrutar de forma más plena de las relaciones sexuales y evitar, así, tener relaciones insatisfactorias.

Aunque en algunos casos como los tratamientos contra el cáncer el deseo mejora cuando estos se finalizan, en el resto, es conveniente asistir a terapia de pareja o a terapia psicológica. De esta forma, se podrán resolver los problemas de pareja derivamos de una falta de comunicación, estrés o baja autoestima, entre otros, que están afectando a las relaciones sexuales.