¿Nos vuelve «locos» ganar la lotería?

El premio acarrea nuevas responsabilidades y presiones al ganador-a, basándose en que el dinero no da la felicidad. Otros, por su parte, matizan que si tiene clara la idea de qué es la felicidad para si, una inyección económica en su cuenta bancaria no le perjudicaría realmente.

La preocupación que pueda sentir en el momento, es eclipsada por la alegría del premio, tal y como aseguran los expertos. Sobre si encontrar la felicidad o no, los estudios apelan al concepto de “adaptación hedónica”, que es la tendencia de las personas a estar “siempre insatisfechas”, y necesitar siempre algo más para sentirse felices.

La ciencia del cerebro… y su relación con el dinero

Efectivamente, aquellos que ingresen más dinero se sentiran más felices. No obstante, con el paso del tiempo, volverán a sentirse como al principio, ya que, una vez cubiertas sus necesidades, volverán a fijar sus objetivos en cuotas más altas.

La forma en la que ganar un gran premio de lotería afecta a cada persona, depende, de la propia persona.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.