Alucinaciones

Se puede considerar la alucinación como una percepción que ocurre en ausencia de un estímulo que lo desencadene, teniendo quien la padece la sensación de que ésta es real y que ocurre sin que el sujeto pueda controlarla (siendo esta característica compartida con obsesiones, delirios y algunas ilusiones).

Tipos de alucinaciones

Los tipos de alucinaciones pueden ser clasificadas de dos maneras: según la modalidad sensorial y según el modo de aparición.

Según la modalidad sensorial

Dependiendo de de la modalidad sensorial, las alucinaciones pueden ser:

1. Alucinaciones visuales

Unas de las más conocidas. Ocurren cuando la persona ve cosas que no están realmente ahí; por ejemplo, al ver a un individuo que no existe. En casos como la esquizofrenia la persona enferma puede incluso tener una relación con el ente imaginario. Las alucinaciones visuales también pueden ser destellos luminosos o la autoscopia, es decir, verse a uno mismo desde fuera.

2. Auditivas

También son las más conocidas. Existe la creencia de que estas alucinaciones son voces emitidas por una tercera persona y que tienen un significado, por ejemplo, lastimar a alguien, pero también pueden ser palabras sueltas o sonidos. Es más frecuente que la experimenten personas con esquizofrenia.

3. Gustativas

Estas alucinaciones son menos frecuentes que las anteriores. Suelen aparecer en algunos trastornos, por ejemplo, la depresión. La persona percibe sabores de elementos que realmente no están ahí.

4. Olfativas

También son poco frecuentes, e incluyen aquellas alucinaciones de tipo oloroso. Suelen presentarse por el consumo de drogas y, generalmente, son olores desagradables. En ocasiones también aparecen en los momentos en los que se expresa junto a ciertos tipos de migraña, al igual que las gustativas y las auditivas.

5. Somáticas

6. Táctiles

También se conocen como alucinaciones hápticas e incluyen aquellas que tienen que ver con el sentido del tacto. Es posible diferenciar entre térmicas (sensaciones de frío o calor) o hídricas (por ejemplo, perciben que tienen agua en los pulmones)

7. Parestesias

Pertenecen al grupo anterior pero son frecuentes en algunos trastornos como el de Wernicke-Korsakov. La persona experimenta una sensación de hormigueo, como si tuviera hormigas desplazándose por su piel. También son frecuentes con el consumo de otras drogas como la cocaína.

8. Kinésicas

Las alucinaciones kinésicas o cinestésicas son aquellas relacionadas con el movimiento del propio cuerpo. Son frecuentes en pacientes con Parkinson y aquellos individuos que consumo de sustancias psicoactivas.

Según el modo de aparición

Dependiendo del modo de aparición las alucinaciones pueden ser:

9. Alucinaciones funcionales

Se presentan cuando un estímulo desencadena otro en la misma modalidad sensorial. Por ejemplo, cuando alguien escucha el ruido del tráfico real y percibe el sonido del telediario como alucinación.

10. Reflejas

Es similar anterior porque la persona tiene una alucinación en presencia de otro estímulo. Sin embargo, este estímulo no pertenece a la misma modalidad sensorial.

11. Negativas

La persona percibe que algo que en realidad existe no está presente. Es decir, no aparece algo ni ve algo que en realidad no está en ese momento o lugar, sino que algo que sí que está desaparece.

12. Autoscopias negativas

Es todo lo contrario a la autoscopia. Si en la autoscopia la persona se ve desde fuera como si fuese un espejo, en la autoscopia negativa la persona, cuando se va a mirar en el espejo, no se ve.

13. Extracampinas

Son aquellas alucinaciones que están fuera de nuestro campo visual. Por ejemplo, al percibir a alguien que está delante como si estuviera detrás, o al escuchar una voz que está otra ciudad.

14. Pseudoalucinaciones

Las pseudoalucinaciones son aquellas en las que la persona tiene conciencia de que las alucinaciones que experimenta no son verdad. Por ejemplo, cuando un individuo percibe la voz de un familiar fallecido pero sabe que no puede ser cierto porque ha muerto hace años.

15. Hipnagógicas

Se trata de un tipo de alucinación que se da también en personas sin ningún tipo de alteración neurológica en la transición entre la vigilia y el sueño. Pueden ser auditivas, visuales o táctiles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
A %d blogueros les gusta esto: