AUMENTAR LA FERTILIDAD EN LA MUJER

Con el retraso en la edad para tener hijos, uno de los problemas a los que se enfrentan la mayor parte de las personas que quieren ser padres es el aumento de las tasas de infertilidad. Este es uno de los motivos por los cuales la investigación sobre esta cuestión ha aumentado en los últimos años.

Ahora, un nuevo experimento llevado a cabo en la Universidad de Queensland en Australia y publicado en la revista Cells Reports ha logrado elevar las tasas de fertilidad en ratones hembras adultas con pequeñas dosis de un compuesto metabólico que revierte el proceso de envejecimiento en los óvulos, ofreciendo esperanza para las mujeres que luchan por concebir y no pueden.

AUMENTAR LA FERTILIDAD EN LA MUJER

Los expertos han logrado desarrollar un tratamiento no invasivo que podría mantener y restaurar la calidad y la cantidad de óvulos y lograr un resultado espectacular en lo que hasta ahora es el mayor obstáculo de las mujeres mayores a la hora de dar a luz. El equipo de investigación descubrió que la pérdida de la calidad de los ovarios provocada por el envejecimiento se produce a causa de niveles más bajos de una molécula en concreto, presente en las células que proporcionan la energía necesaria para el proceso. Los óvulos de calidad son esenciales para el éxito del embarazo, porque proporcionan todo lo necesario para que el embrión pueda salir adelante. Los investigadores se centraron en si el proceso de envejecimiento reproductivo podría revertirse con una dosis oral de un compuesto precursor, utilizado por las células para crear la molécula.

La molécula en cuestión se conoce como NAD (dinucleótido de nicotinamida y adenina) y el precursor como NMN (mononucleótido de nicotinamida).  Teniendo en cuenta que la fertilidad en los ratones hembras comienza a disminuir desde alrededor de un año de edad debido a defectos en la calidad de los ovarios, de la misma forma que ocurre en el caso de las mujeres, trataron a los ratones con dosis bajas de NMN diluidas en el agua que ingerían durante cuatro semanas. De esta forma, pudieron restaurar drásticamente la calidad del ovario y aumentar los nacimientos vivos durante un ensayo de reproducción.

El problema de la calidad de los ovarios es todo un desafío en los países desarrollados. Teniendo en cuenta que alrededor de una de cada cuatro mujeres que se someten a un tratamiento de fecundación in vitro en estos países tienen 40 años o más, se trata de un logro de gran impacto. Entre otras cosas porque la fecundación In vitro no puede mejorar la calidad del óvulo, por lo que la única alternativa para estas mujeres en la actualidad es usar óvulos donados por mujeres más jóvenes.

Los nuevos hallazgos sugieren que existe una vía alternativa para que estas pacientes puedan utilizar sus propios óvulos a la hora de concebir, recuperando la calidad de los mismos. Mediante la administración oral de agentes potenciadores de la NAD, se podría restaurar la función reproductiva femenina con métodos mucho menos invasivos que la fecundación in vitro.